LA CAIDA DEL IMPERIO NORTEAMERICANO- COMO LO RECORDAREMOS.

Edward Gibbon en el funeral de Estados Unidos. Qué recordará el futuro de la decadencia y caída de Estados Unidos

Por Mike Davis – para Sin Permiso

1. Torres gemelas

Dentro de dos años, el personal de Vanity Fair y The New Yorker se mudará al edificio más atormentado del mundo. Allí, la elite de los fotógrafos de celebridades estadounidenses, columnistas de espectáculos y periodistas de revistas quizás encuentren nuevas y lúgubres musas.

En los pisos superiores del 1 World Trade Center (donde la editorial Condé Nast firmó el contrato más costoso), van a mirar por las ventanas hacia ese vacío aterrador a pocos metros, donde 658 empleados de Cantor Fitzgerald estaban sentados en sus escritorios a las 8:46 del 11 de septiembre de 2001.

No hay que preocuparse: la “Torre de la libertad”, según nos aseguran los promotores, será un consuelo duradero para las familias de los mártires del 11-S así como un ícono del renacimiento cívico y nacional. Sin mencionar la espectacular revitalización del valor de las propiedades del vecindario. (Confieso que me desconcierta esa fusión de especulación de bienes inmuebles con sublimes conmemoraciones: es como proponer construir un puerto deportivo para yates sobre el hundido Arizona o un parque temático acerca de Katrina en el Lower Ninth Ward de Nueva Orleans.)

En el diseño original del 1 World Trade Center también se pretendió recuperar la supremacía en arquitectura vertical en Manhattan y lograr el edificio más alto del mundo. Pero esa rivalidad fálica mundial la ganó la supertorre Burj Khalifa de Dubai, que se terminó el año pasado y tiene el doble de altura que el edificio Empire State.

Sin embargo, dentro de pocos años, Dubai tendrá que entregar la copa dorada a Arabia Saudita y la familia Laden.

Financiado por el Principe Al-Waleed bin Talal, que se deleita con ser conocido como el “Warren Buffet árabe”, la Torre del Reino en Jeddah, la hipérbole máxima del despotismo de Arabia Saudita, atravesará las nubes en la costa del Mar Rojo con una increíble altura de todo un kilómetro (3.281 pies).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s