LA VISION DE KRUGMAN SOBRE EL ACUERDO POR LA DEUDA DE USA: LOS TEMORES EQUIVOCADOS

LOS TEMORES ERRONEOS

Por Paul Krugman . Para New York Times

 

En caso de que usted tuviera alguna duda, la caída del jueves de  mas de 500 puntos en el promedio industrial Dow Jones y la caída en las tasas de interés a un punto cercano a los  mínimos históricos, le ha confirmado que: La economía no se está recuperando, y Washington ha estado  preocupado  por las cosas erróneas.

No se trata sólo de que la amenaza de una recesión de doble caída ha llegado a ser muy real. Ahora es imposible negar lo obvio, que es que no estamos y nunca hemos estado en el camino de la recuperación.

Durante dos años, los funcionarios de la Reserva Federal, de  las organizaciones  internacionales  y, triste es decirlo, incluso los de la  administración Obama han insistido en que la economía estaba en vías de recuperación. Cada retroceso se atribuyó a factores temporales –  ¡ Es por  los griegos!  ¡ Es el tsunami! – Y todo esto   pronto desaparecería. Y el enfoque de la política pasó de los temas del empleo y el crecimiento a la  cuestión supuestamente urgente de reducción del déficit.

Pero la economía no estaba en vías de recuperación.

Sí, la recesión terminó oficialmente hace dos años, y sin duda la economía ha  salido de una espiral terrorífica. Pero en ningún momento el crecimiento ha sido suficientemente adecuado si nos atenemos a la profundidad de la caída inicial. En particular, cuando el empleo cae tanto como lo hizo desde 2007 a 2009, se  necesita una gran cantidad de crecimiento del empleo para recuperar el terreno perdido. Y eso no ha sucedido.

Considere usted  una medición que es crucial, la relación entre empleo y población. En junio de 2007, alrededor de un 63 por ciento de los adultos estaban empleados. En junio de 2009, cuando se mencionó el fin oficial de la recesión, el número se redujo a 59,4. A partir de junio de 2011, dos años después de la supuesta recuperación, la cifra fue de: 58.2.

Estas pueden parecer frías estadísticas, pero en realidad  reflejan una realidad verdaderamente terrible. No sólo nos dice que existe  un gran número de estadounidenses desempleados o subempleados, también indica que por primera vez desde la Gran Depresión norteamericana que muchos trabajadores se enfrentan a la perspectiva de un desempleo a  muy largo plazo; quizás permanente.  Entre otras cosas, este  aumento de desempleo de larga duración influirá reduciendo  los ingresos futuros del gobierno, por lo que ni siquiera estamos actuando con sensatez en términos puramente fiscales. Pero, lo que es más importante, se trata  una catástrofe humana.

¿Y por qué deberíamos sorprendernos de esta catástrofe? De donde se supone que ha de venir el crecimiento? Los consumidores, aún agobiados por la deuda que explotó durante la burbuja inmobiliaria, no están dispuestos a gastar. Las empresas no ven ninguna razón para ampliarse debido a la falta de demanda de los consumidores. Y gracias a esa  obsesión de déficit, el gobierno, que  podría y debería ser el soporte de  la economía en este  momento de necesidad, se ha retraído.

Ahora parece que todo está a punto de empeorar aún más. ¿Cuál es la respuesta?

Para revertir  este desastre, mucha  gente va a tener que admitir,por lo menos para  sí mismos , que han estado equivocados  y  reconocer la necesidad de cambiar inmediatamente  sus prioridades.

Por supuesto, algunos jugadores no han cambiar. Los republicanos no dejarán  de gritar por el déficit, ya que nunca actuaron sinceramente: su cacareado y agitado problema del déficit era un palo  con el que golpear a sus oponentes políticos, nada más – como se tornó  evidente cuando  se sugirió cualquier aumento de impuestos a los ricos.  Y no se van a  deshacer de ese palo.

Pero el desastre de la política de los últimos dos años no ha sido  sólo el resultado de la obstrucción del Partido Republicano, que nunca  habría sido tan eficaz si la elite política – incluyendo por lo menos algunos altos cargos de la administración de Obama – no hubieran  acordado que la reducción del déficit, y no la creación de empleo, debe ser nuestra prioridad principal. Tampoco debemos  dejar de exponer las responsabilidades de  Ben Bernanke y sus colegas. La Reserva Federal de ninguna manera ha hecho todo lo posible, en parte porque estaba más preocupada por la hipotética inflación  que con el desempleo real, y en parte porque se deja intimidar por la influencia  de Ron Paul y su tea Party.

Bueno, es hora de que todo esto  se detenga. Los  tipos de interés  y los precios de las acciones en picada nos dicen que los mercados no están preocupados por la solvencia o la inflación de EE.UU.  Están preocupados por la falta de crecimiento de EE.UU.. Y tienen razón, aun cuando  el miércoles pasado en la Casa Blanca, el secretario de prensa eligió, de manera inexplicable,  declarar que no hay amenaza de una recesión de doble caída

A principios de esta semana, la palabra fue que la administración Obama ha de “pivotear” hacia el tema de los  puestos de trabajo ya que el techo de la deuda se ha elevado. Pero, ¿qué significaría que pivotean?, por lo que puedo decir, se propondrán  algunas medidas de menor importancia lo que sería más simbólico que material. Y, en este momento, ese tipo de propuestas acabará por poner al presidente  Obama en ridículo.

El punto es que ahora es el momento – porque ha  pasado mucho tiempo – de tomar en serio la crisis real de la economía que estamos enfrentando. La Reserva Federal debe dejar de poner excusas, y el presidente debe realizar propuestas serias  para generar políticas de  creación de empleo .

 Y si los republicanos siguen bloqueando  esas propuestas,  tiene que hacer una campaña al estilo  Harry Truman contra el Partido Republicano y su política de no hacer nada

Esto podría funcionar o no . Pero ya sabemos lo que no hoy no esta  funcionando : la política económica de los últimos dos años – y los millones de estadounidenses que debería sus  tener puestos de trabajo, pero no lo tienen..

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s