No irse de boca

Cuando en épocas como la que estamos transcurriendo las tensiones entre las clases se agudizan, hay que ser muy cauteloso en las definiciones ,en las caracterizaciones y en el lenguaje político que se emplea.

Siempre la materia, la vida y la historia se desarrollan merced a contradicciones. Las hay principales y existen las secundarias. Es mérito saber distinguirlas y no confundirse.

Los enfrentamientos entre las clases opuestas por antonomasia: los capitalistas y los obreros, producen tironeos hacia los sectores de clase intermedios: la pequeña y mediana burguesía, otros sectores del trabajo no productivo ,y los desocupados de la industria ,el campo o la administración.

No es cierto como sostienen algunos miembros del campo popular que la única verdad es la realidad: lo cierto es que la única verdad es la práctica que permite transformar esa realidad.

Con esa cautela mencionada al comienzo hay que mirar las luchas actuales y escuchar los discursos de los principales líderes o referentes.

Estaremos de acuerdo en que la actual administración política no es revolucionaria ni pretende serlo. Entre sus objetivos no figura ni remotamente instaurar el socialismo.

Su política económica tiende a un keynesianismo similar al que Bo Xilai viene implementando en la región pobre de Chongging desde hace ya tiempo, instrumentando lo que alli llaman el PBI rojo, es decir   un desarrollo económico basado en las necesidades de las masas como forma de implementar políticas anti crisis que ya vienen aplicando desde el año 2000.

Es pues este  un gobierno capitalista, con apoyo en las multinacionales telefónicas, mineras, en las medianas empresas de alta tecnología  y en las exportadoras de granos ,  y es un gobierno que esta instrumentando una fuerte política distributiva, en mucho similar, aunque lejana todavía,  a la que se han implementado en países socialistas como China y Vietnam, siendo esta una descripción sin juicio de valor.

Estos  apoyos y esas determinaciones le generan enfrentamientos con otros sectores dominantes hasta ahora ,  aquellos que venían dictando e implementando las políticas de los gobiernos de la dictadura y los posteriores a ella, tanto radicales como peronistas.

Estas políticas distributivas pueden llevarse a cabo más o menos rápido y pueden ser más o menos profundas. Esto depende tanto de cuestiones de timing como de ideológicas.

Podemos ver entonces en este enfrentamiento en primer lugar a los sectores del atraso , la SRA, la UIA, AEA, la jerarquía católica ,expresándose a través de sus voceros y empleados: Clarín,La Nación, Vilas,Carrió, Sanz, Aguad, Bullrich, Macri, Morales, Duhalde, De Narváez y demás popes del peronismo, luchando a brazo partido contra el sector capitalista del gobierno, las petroleras, las telefónicas, las aceiteras, las nuevas industrias de alta tecnología, las graneleras, las pesqueras y sus voceros ,Rossi, Kunkel, Pichetto, Grobocopatel, Deheza, Werthein, Szpolsky, Sabatella, y otros.

Sin ser esa la contradicción principal, debe entenderse que se trata de las mas importante hoy. En otras palabras la lucha que importa hoy, en esta corta transición, es la que se da entre el capitalismo retardatario ,la que se solía llamar oligarquía  vacuna , aliada con lo mas granado del neoliberalismo y los grupos concentrados de medios de comunicación, enfrentados con sectores más dinámicos ligados a la sustitución de importaciones y a las industrias extractivas y tecnológicas.

Lo importante es no confundirse pensando que este sector , hoy en el gobierno, representa las máximas aspiraciones posibles del campo popular, pero tampoco hay que equivocarse tomándolo como el enemigo a vencer en este momento.

La experiencia política, la historia pasada debería  indicar que no se trata ni deberían repetirse aquellos viejos enfrentamientos entre movimientistas o basistas dentro del peronismo, o de populares  versus socialistas y comunistas, y que lo que se impone es ANTE DETERMINADOS CONFLICTOS unir todas esas fuerzas frente al oponente común. De otro modo, dividiendo el campo popular, lo único que se logra es favorecer el del contrario. Como se trata de gente grande, con años de política, de lucha desde el llano y desde las bancas, no debería resultar difícil acordar interlocutores para unificar esfuerzos en esos momentos de HOY Y AHORA.  Y estamos hablando de la 125, de Ley de Glaciares, de Ley de Medios, de 82 %, del Presupuesto, de Ley de Servicio Civil, de presupuestos para educación y cultura, o salud pública, de retenciones , costos de prepagas, reconocimiento de la CTA, y tantos otros temas que deberían consensuarse,…aunque sea SIMPLEMENTE PORQUE EN EL OTRO CAMPO SI QUE CONSENSUAN.

Esto no quiere decir que deban dejarse de lado los otros reclamos, aquellos en los que hay diferencias, en los que se lucha por  distintas políticas , mayores avances o menores compromisos con las multinacionales  , con la corporación sindical y los barones del conurbano. Del mismo modo nada debe impedir que los reclamos y propuestas por mejores ferrocarriles, y aerolíneas, la renacionalización de la producción petrolera y minera puedan plantearse y defenderse con movilizaciones e incluso con acuerdos transversales entre fuerzas políticas, para plantear estos puntos en la calle.

Ninguna de estas formas políticas ha de condicionar la libertad de los distintos partidos del campo popular para llevar sus planteos , su propaganda y propuestas de mayores avances ,controles obreros, libertad sindical, expropiaciones de monopolios ,o socialismo.

Entonces, dicho esto, y retomando el primer párrafo, aquel que hablaba de la cautela en el discurso, es que podríamos ver tanto el discurso de Hebe, cuanto las descalificaciones y los ataques físicos  a los llamados “pinistas”, o los exabruptos contra algunos miembros del elenco gobernante y sus aliados.

La movilización frente a tribunales tenia un claro objetivo, y se realizó para que el público en general tomara conciencia del reclamo frente a la mora del Supremo en forma tal que sólo favorece a Clarín.  La marcha fue de magnitud impresionante y el conjunto se movía sabiendo por qué concurría.

El discurso de Hebe, diciendo verdades incontrastables, tal como la querida Hebe siempre las dice, la convirtió a ella  en el eje de la movilización y desvió de la discusión el objetivo de la marcha. Nada mejor, servido en bandeja, para aquellos grupos que siempre han sabido desplazar los ejes de las discusiones y utilizar  esos aspectos laterales para confundir a aquellos a los que precisamente la movilización pretendía ganar como apoyo para sus objetivos.

No se equivocó Hebe, se equivocaron aquellos que, conociéndola, no supieron acordar los aspectos y límites del discurso, COMO SIEMPRE DEBE HACERSE EN LOS ACTOS UNITARIOS.

Se equivocan los dirigentes que permiten que militantes de la JP agredan  físicamente , a Mario Mazzitelli del PSA  en el acto frente a la Embajada de Ecuador, se equivoca Sandra Russo al centrar su enojado discurso de 6,7,8 en descalificaciones a Pino Solanas.

Pero también se equivocan los parlamentarios de Pino Solanas cuando terminan favoreciendo maniobras, en esencia desestabilizantes, del enemigo común .

Que la situación actual en el desarrollo de la lucha de clases avance en el sentido de la agudización del enfrentamiento de la contradicción principal y favorezca el crecimiento de las fuerzas del socialismo de Binner, de Proyecto Sur, y de los partidos con propuestas revolucionarias, no es malo como piensan desde el kirchnerismo por el sólo hecho de que le disputan la calle y los favores de amplios sectores obreros y populares o porque se imponen en la CTA contra las aspiraciones del PJ. Todo lo contrario, los reclamos desde la izquierda van en el mismo sendero del modelo de distribución kirchnerista ,sólo que pretenden ir más allá.

Entonces ,en lugar de irse de boca, de atacarse  con descalificaciones, de pretender ser los portadores de la verdad política revelada, deberían por un lado alejarse de los sectores pejotistas y la burocracia sindical , los que a la hora de las  definiciones actuaran como los policías ecuatorianos , y por el otro lado dejar de  facilitar la votación de leyes que favorezcan a la oligarquía y los monopolios.

En lugar de darle de comer a los caranchos monopólicos con caracterizaciones descalificadoras  para uno y otro lado, es hora de unirse a las movilizaciones por las 8 horas,  a las de Parana Metal, del SUPE de Entre Rios, de Campo Largo en el Chaco, de FADEA, contra la inflación y por la educación pública, contra las políticas macristas antipopulares ,mafiosas y ladronas, y por la unidad frente a los desafíos internacionales tanto sea en el MERCOSUR como en UNASUR y las provocaciones de la derecha sudamericana.

Un frente tal no impedirá que cada fuerza plantee en forma independiente sus diferencias en otros campos o sus aspiraciones aún en aquellos en que acordaron programas mínimos, pero sobre todo ofrecerá al campo popular una valla frente a los intentos de corromper la etapa democrática que estamos transitando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s