LA BARRICK, LA LEY DE GLACIARES

BARRICK,PASCUA LAMA,LEY DE GLACIARES

De a poco, con esfuerzo, con la militancia de distintos sectores progresistas  ,con las denuncias de Bonasso, Solanas, políticos de Chubut, de Chile  el tema de la explotación minera de Pascua Lama, los acuerdos con la Barrick Gold y, derivado de todo esto, la Ley de protección de glaciares, se ha empezado a instalar. Aun el conjunto del pueblo  no participa de esta discusión y ni enterado esta de los problemas que se originaran y que afectaran a todos.

Hay una película de acción, protagonizada por Mark Wahlberg y  Danny Glover  que se esta pasando por estos dias en varios canales de cable que ilustra alguno de los problemas políticos,económicos, sociales y militares que generó en países africanos  la actividad de personajes como Peter Munk , el anfitrión de la Presidente Cristina Fernandez en Toronto.

En la película el origen de la trama es la aniquilación total de algunas poblaciones ordenada por los propietarios de las minas , hecho que llevan a cabo militares de USA protegidos por políticos  de Estados Unidos.

Dicho esto, pasamos a transcribir solo una parte de una nota escrita hace tiempo por Javier Rodriguez Pardo, denunciando las relaciones entre la Barrick,Bush, el traficante Kashoggi, Peter Munk, Brian Mulroney y otros tétricos personajes del mundo de la minería.

Recomendamos visitar la pagina www.ecoportal.net porque la información contraria a la instalacion de la Barrick y de la mina Pascua Lama es tan contundente que creemos se impone activar para llevarla al conjunto del pueblo.

Y de paso, empezar a trabajar para revertir el veto a la Ley de Protección de Glaciares.

Y vean  unas fotos de la recepción  a Cristina Fernandez en Toronto, donde se ve a su derecha al tenebroso Peter Munk.

Por favor , visiten el portal , lean todo lo que allí se denuncia y divúlguenlo.

La minera Barrick Gold, Miente

Por Javier Rodríguez Pardo *

Barrick tiene una imagen mundial que no puede ocultar ni cambiar. Podrá comprar premios y colgar en sus oficinas certificados de buena conducta. Cualquier empresa puede adquirir nominaciones a la excelencia en seguridad y eficiencia. Sólo hay que pagar por ello.

A través de su representación legal, Barrick Gold Corporation, minera canadiense que desarrolla los proyectos de Veladero y Pascua Lama en la provincia argentina de San Juan, le reclamó derecho a réplica al semanario La Séptima. Aduce sentirse afectada por los artículos aparecidos en el Nº 651 del 26 de noviembre de 2004, algunos de los cuales, son de mi autoría.

Barrick Gold, con fecha 9 de diciembre de 2004, rechaza el contenido de mis notas mediante los términos “es falso” o es “agraviante”, pero no demuestra ni expone fehacientemente, hechos o razones que impugnen el contenido de “La Macabra Barrick de Bush”, orígenes y vínculos de quienes componen el directorio y la trayectoria de la multinacional, cuestionada en investigaciones periodísticas de probada seriedad.

Resumen Ejecutivo es una edición quincenal de EIR News Service Inc., Washington DC, con oficinas regionales en el mundo. En el volumen XIV, número 4, marzo de 1997, publica un dossier minucioso sobre Barrick Gold Corporation y su directorio. Uno de los capítulos es “La Verdadera Historia de Bush y la Barrick Gold Corporation”, escrito por Anton Chaitkin. El informe es preciso en datos y referencias, tal como sigue:

“George Herbert Walker Bush fue vicepresidente y jefe de operaciones encubiertas en los dos gobiernos de Ronald Reagan (1981-1989) y presidente de los Estados Unidos de 1989 a 1993. En su condición de ex presidente y poderoso testaferro, Bush se ha convertido en principal cabildero e importante accionista de Barrick y asesor honorario de la junta de asesoría internacional de la empresa.

Adnan Khashoggi, fundador de Barrick Gold Corporation, es un multimillonario traficante de armas árabe saudita, aliado a Bush, y famoso por sus ventas de armas ilícitas a Irán.

Peter Munk, fracasó en los negocios y pasó a ser niño mimado de la monarquía británica, es socio de Khashoggi y presidente de Barrick Gold Corporation.

Brian Mulroney, ex primer ministro de Canadá y mandadero de George Bush, es director y cabildero de la Barrick, y asiste a Bush en la junta internacional de la empresa.”

Continúa escribiendo Anton Chaitkin que “la inversión mayoritaria fue aportada por Khashoggi y algunos socios suyos del tráfico de armas, que por aquellas fechas organizaban el trueque de armas y drogas entre Irán, Israel y Nicaragua, que condujo en 1986 al escándalo de Irán y los contras”.

La representación legal de Barrick Gold, en San Juan, dice que “aseverar que el Sr. Munk o cualquier persona en Barrick está involucrada con el narcotráfico o venta de armas es totalmente irresponsable, injurioso, escandaloso e indignante” y, por así decirlo, “me obliga” a escribir este nuevo informe. La doctora del Valle Daneri no niega la vinculación de Barrick con el ex presidente Bush, pero se esmera en rechazar “toda participación de Bush en el proyecto minero de Zaire”, entre otras consideraciones.

La biografía autorizada, “Peter Munk: hechura de un magnate moderno”, incluye vínculos, acciones y negocios del presidente de Barrick Gold, permite rastrear socios y orígenes empresarios, asociaciones investigadas judicialmente y, sobre todo, el método para sortear tempestades. “EIR quiso ilustrar sus notas con reproducciones de dos fotografías del libro y la editorial le niega el permiso por expresa disposición de Barrick Gold Corporation. En las fotografías solicitadas aparece la junta internacional de Barrick con George Bush, Brian Mulroney y Peter Munk en primera fila; en otra aparecen Munk y Adnan Khashoggi posando juntos en la Bolsa de Toronto en 1982”.

Peter Munk, participa del exclusivo “Club 1001”, cofradía masónica, cofundado por el príncipe Felipe, líder a su vez de la World Wide for Nature (WWF), una organización para el saqueo de los recursos naturales disfrazada de ambientalista y dedicada a la distribución de fondos globalizados, ocultos en carpetas de proteccionismo ambiental. La CIA precisamente se vale de la influyente WWF para captar a grupos ambientalistas regionales, manejar informes, actualizar datos y contra informar.

En el caso que nos ocupa, todo indica que Khashoggi salva a su socio Peter Munk de varias causas judiciales y fracasos financieros y -por añadidura- atrae a sus intereses la influyente figura y los negocios del príncipe “conservacionista”. Más tarde habría de ocurrir todo lo contrario: “cuando el Congreso estadounidense abordó la investigación de armas por drogas y otras pistas que conducían al presidente Bush, Khashoggi se puso demasiado caliente para la sociedad canadiense, y las acciones del grupo Khashoggi se tuvieron que vender. Khashoggi mismo fue arrestado en 1989, un caso de fraude relacionado con el régimen del presidente Marcos en Filipinas. Khashoggi aprehendido en Suiza y encarcelado en Nueva York, salió de la cárcel bajo fianza de cuatro millones de dólares que pagó su socio Peter Munk” (Anton Chaitkin, “La Verdadera Historia de Bush y la Barrick Gold Corporation”).

Zaire (Ex Congo Belga)

En la Macabra Barrick de Bush cité el genocidio en Zaire que comenzó en septiembre de 1996, poco antes de la entrada de Barrick y Anglo American en esa zona minera. Los testimonios recogidos por Resumen Ejecutivo EIR aparecen en “El Corazón de Tinieblas de George Bush”, escrito por Jeffrey Steinberg, título inspirado en la novela de Joseph Conrad. Dice Steinberg que “la invasión del este de Zaire coincidió con la entrada de Barrick y Anglo American para adueñarse exactamente de esa zona” y cuenta el espantoso genocidio entre fuerzas financiadas por franceses y británicos. En ninguna guerra -dice- está ausente el botín. El informe además, relaciona a las mineras que integran el Club de las Islas, con la monarquía británica y organizaciones ambientalistas como la World Wide for Nature (anteriormente World Wildlife Fund), personajes como el presidente de los Estados Unidos, traficantes de armas, bancos que lavan dólares y “conservacionistas” disfrazados, todos mezclados.

Este moderno mundo empresario es el protagonista de “Minería con ejércitos mercenarios”, minuciosa descripción de estas mafias, encapsuladas en estrategias globales para el saqueo, que enlazan a “ex oficiales de inteligencia con ejércitos y veteranos de escuadrones de la muerte, yendo al combate pagados por nuevos jefes: las industrias mineras” (Minería. Impactos sociales y ambientales, editado por el Movimiento Mundial por los Bosques, marzo 2004).

En el viejo Congo, África Central, abunda un mineral de incalculable valor. Se llama coltan, término que combina dos metales: colombita y tantalita, de los que se extrae el tántalo y el niobio. Según parece, la región guarda el 80% de las reservas mundiales. Toda la modernidad industrial depende de este mineral que supera varias veces el precio del tungsteno y del oro. Con el coltan se fabrican potentes celulares y misiles balísticos intercontinentales; el mundo de la electrónica, la ciencia del espacio y las centrales nucleares dependen del desarrollo de este mineral. Es opinión generalizada que del coltan surgirá el superconductor buscado.

En 1997, al caer el presidente Mobutu (capitales franceses), irrumpe Laurent Kabila apoyado por Ruanda y Uganda (USA y Gran Bretaña) , a costa de millones de caídos en enfrentamientos tribales sangrientos, como ya dijimos, (más de tres millones de muertos).

El diario español El País, lo explica así: “En otoño de 1997, Kagame y Museveni colocaron a un amigo, Laurent Kabila, al frente de una revuelta en Goma y Buvavu (en el este del Zaire de Mobutu Sese Seko). En menos de un año, ese conglomerado de intereses antimobutistas conquistó Kinshasa y cambió el nombre del país; pasó a llamarse República Democrática del Congo. Las grandes empresas mineras anglosajonas obtuvieron concesiones en Katanga, al sur, rica en cobre y otros minerales. Entre los agraciados por el nuevo reparto destacan tres: Barrick Gold, de Canadá; American Mineral Fields, en la que Bush padre también tenía intereses, y la surafricana Anglo-American. Las empresas francesas, aliadas de Mobutu, quedaron fuera” (El País 2/9/2001).

Kabila muy pronto cayó en desgracia porque se proyectaba como un nuevo Lumumba, “cuando comenzó a exigir a las multinacionales el pago de los impuestos por el saqueo de las riquezas mineras… y por haber financiado a los mercenarios de Mobutu a cambio de la concesión de explotaciones en condiciones muy ventajosas en el este del país; es el caso de la americana Barrick Gold Corporation, uno de cuyos accionistas es George Bush padre, la australiana Russel Ressources, dirigida por el antiguo general israelí David Agmon, la austriaca Krail y la canadiense Banro American Ressources”(Ref.:Le Monde, New York Times, International Herald Tribune).

El turno es de Washington y Londres y el reparto minero lo hacen Barrick Gold Corporation, American Mineral Fields y Anglo American Corporation, empresas que antes de extraer los minerales ostentan la lóbrega costumbre de tener que enterrar primero a los muertos. La ONU no duda en afirmar que el estratégico coltan financia estos genocidios y es una de sus causas, pero el resto de los minerales también siembran muertes que benefician a las multinacionales: el viejo Congo “quedó convertido en el escenario de una guerra en la que han participado directamente los ejércitos de siete países. Madeleine Albright lo llamó la primera guerra mundial africana: Kabila, Angola, Zimbabwe, Sudán y Chad en un bando; tres guerrillas congoleñas, Ruanda, Burundi y Uganda, en el otro. El expolio de diamantes, oro y coltan del este del Congo llevó a los ejércitos de Ruanda y Uganda a enfrentarse a tiros tres veces (dos en 1999 y una en 2000) por el control de Kisangani”. (El País 2/9/2001)

Los propios ingleses divulgan los sucesos de manera impactante. El influyente diario The Times, de Londres, publicó una opinión concluyente: “En noviembre del año pasado, Washington acordó su apoyo diplomático a la rebelión en el este de Zaire, formada esencialmente por tutsi (NDLR: componente étnico fundador del FPR de Kigali actualmente en el poder), que se saldó con la caída, la semana pasada, de Mobutu. En consecuencia, los medios franceses ven una conspiración anglófona tras el movimiento de Kabila, en el que Inglaterra pone su experiencia de la era imperial y los americanos el dinero y el entrenamiento militar que los tutsi han necesitado para invadir el Zaire de punta a punta en sólo siete meses. Puede que la teoría de la conspiración oculte una verdad. Entre los beneficiarios del cambio de régimen se encuentra George Bush, que con el ex-primer ministro canadiense Brian Mulroney es consejero de la Barrick Gold de Toronto, que ha obtenido de los rebeldes una concesión minera de oro de 80.000 km2., en el noreste de Zaire. Pero la conspiración es más profunda y más sutil”. (The Times 20/5

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s